¿Una carrera brillante supone salir de la Universidad sabiendo encarar las responsabilidades de nuestro primer trabajo?

Está claro que no siempre. Una cosa muy distinta es ser estudiante, y otra entrar a pertenecer a una organización empresarial. Con todo lo que eso implica. Un equipo de trabajo, jefe, productividad, responsabilidades… trabajo.

Estudios nos indican que más del 50% de las compañías encuentran dificultades para cubrir puestos porque no hallan perfiles formados en lo que necesitan. No por falta de candidatos, sino porque éstos no tienen la formación específica.

La consultora Hays de recursos humanos puntúa con un 10 sobre 10 ese “desalineamiento del talento” en el caso de España (el informe Global Skills Index). Nos encontramos una curiosa paradoja: La generación más preparada de la historia es también la que se enfrenta a una tasa de desempleo juvenil proporcionalmente más alta.

¿De qué necesidades nos hablan? Nos hablan de formación específica, nos hablan de formación en habilidades, nos hablan de TALENTO.

Existen «grandes brechas» entre las expectativas de los recién titulados y las necesidades reales de las empresas. Los primeros que creen que las empresas les van a demandar conocimientos técnicos o específicos como idiomas o informática.  Y cada vez más las organizaciones buscan cubrir puestos priorizando habilidades y competencias más soft (capacidad analítica, solución de problemas, trabajo en equipo, resiliencia…).

¿Cómo solucionar estos “gaps”?

A priori se trataría de una solución bastante simple: alinear las necesidades de unos con la formación recibida y expectativas de los otros. Algo tan básico como una buena comunicación entre entidades formativas y empresariales para definir estas necesidades del mercado y cubrirlas con formación.

Pero no es tan sencillo como parece. El mercado cambia. Y lo hace rápido, cada vez más.

Por un lado, las instituciones educativas se tienen que acercar mucho más a la realidad del mercado y por otro lado las compañías tienen que acercarse a las universidades y entender que ahí está su cantera de talento.

Se hace imprescindible crear estrechas relaciones Universidad – Empresa. Debemos entender que el camino formativo es la vía de inserción laboral, y no simplemente aprender una serie de cosas para que me den un título.

Pero mientras se trabaja en esta sincronización… ¿qué hacemos para que los jóvenes aprendan lo que realmente les demandará el mercado laboral?

 

ASÍ DEBE PREPARARSE UN JOVEN PARA TRABAJAR:

  • Formarse en centros que reúnan las capacidades técnicas que precisan y también estén alineado con sus valores.
  • Aprovechar todas las interacciones que crean los Centros Formativos para adentrarse en el mundo empresarial. Por ejemplo, el servicio de carreras profesionales del CEU trabaja para facilitar el contacto entre el mercado y alumnos.
  • Apuntarse a los centros de empleo. Ya hemos comentado en otros posts la utilidad que encuentran nuestros alumnos, por ejemplo, en el Career Center que el CEU pone a su disposición.
  • Investigar a las empresas. Para conocerlas, detectar sus necesidades para saber cubrir sus expectativas. Cada vez lo tenemos más fácil puesto que disponemos de cantidad de información en redes sociales como Linked-in o Twitter.
  • Inscribirse en programas de prácticas
  • Completar la formación técnica con formación en soft skills.
  • Participar en foros y ferias de empleo.

 Parece una larga lista, pero debemos tener en cuenta que, con un poquito de esfuerzo, la entrada al mundo laboral se puede hacer por la puerta grande. Es cuestión de preparación, ganas e iniciativa.

Abramos un poco los ojos, solo hay que ver todas las posibilidades que se van abriendo en el camino y aprovecharlas al máximo.

Mind the gap

Aprovecha ahora y participa en la próxima Feria de empleo que organiza la Universidad Cardenal Herrera.

 Si eres un Alumni de Derecho, Empresa, Marketing o Publicidad y Relaciones Públicas apúntate y podrás entregar tu candidatura a las empresas que asistirán a este foro de empleabilidad. Contaremos con la participación de 25 empresas (Hays, Leory Merlin, Agencia Tributaria, Aktion Legal, Boatjump, Broseta, Colegio Economistas Valencia, Colegio Publicitarios Valencia, Equipo Humano, Generali, PWC, Uría, Mapfre)…

¡Una oportunidad para acercarte al mundo profesional!

¿Lo que necesitas es inspiración? Tenemos información de primera mano. Algunos alumni CEU, como Noelia Úbeda o Roberto Higón nos cuentan su experiencia personal en dos entrevistas. Ellos permanecieron en contacto con la Universidad a través del Career Center, que les fue de gran ayuda la hora de encontrar empleo.