SE TRATA DE UNA NUEVA ESTRATEGIA POR LAS QUE LAS EMPRESAS APUESTAN: LOS DATOS COMO FUENTE DE INFORMACIÓN PARA CRECER EN EL MERCADO

En esta era digital, no basta con tener una idea o producto, ser emprendedor y lanzarlo al mercado. La cantidad de información y la velocidad con la que todo cambia y evoluciona hace que el Big Data haya entrado como un pilar básico en la gestión organizacional. Necesitamos apoyarnos en datos que corroboren que podemos triunfar en el mercado con una buena comunicación. Big Data ha dejado de ser algo exclusivo de los informáticos o de las empresas tecnológicas para entrar cada vez más sectores, departamentos y profesiones. Bienvenidos a la era del Data Driven Marketing.

El Data Driven Marketing (DDM) es el proceso por el cual, basándonos en un conocimiento interno y externo extraído de un buen análisis de datos de los consumidores, se toman decisiones.

big data marketing

Vivimos en un mundo de datos. Nos rodean por todas partes: una venta, un comentario, las redes sociales, una encuesta… Gracias a las nuevas tecnologías y al Big Data, podemos obtener y procesar información en el momento y de forma cada vez más automática.

Pero no nos volvamos locos. Ya hemos comentado en otros post que lo más importante es saber diferenciar los datos de calidad de aquellos que no nos aportan nada. Y es aquí donde aparece el Data Driven marketing: es la habilidad de exprimir los datos de los que disponemos de la forma más efectiva para nosotros.

Con Data Driven Marketing o database marketing:

  • Se conoce mejor a nuestro público objetivo, lo que nos permite publicitarnos mejor
  • Se mejora la experiencia de usuario/cliente
  • Se optimiza la toma de decisiones y
  • Se accede con mayor certeza al conocimiento de tendencias y necesidades: nos ayuda a adelantarnos a los cambios.

En definitiva, ayuda a captar clientes, aumentar las ventas y crecer en el mercado.

¿EN QUÉ CONSISTE?

  • Comienza con una primera fase muy obvia: conseguir los datos.

Para ello se cuenta con un amplio abanico de opciones, como son redes sociales, comportamiento web, estudios de ventas… etc.

Uno de los software más utilizados en esta fase es el CRM (Customer relationship manager).

  • Ya tenemos recopilados los datos, ahora llega la parte más importante: su análisis.

Llega el momento de interpretar esos datos para obtener información útil. Para ello los responsables de marketing y analistas de datos emplean herramientas específicas donde el business intelligence es crucial (Tableau, Google Data Studio, Qlik…etc)

  • Finalmente, con la información analizada, se toman decisiones y se crean estrategias que permiten crear campañas de marketing prácticamente exclusivas para los clientes.

El gran reto de las empresas: analizar los datos de forma que nos den información útil

¿DATA DRIVEN MARKETING TAMBIÉN PARA PEQUEÑAS EMPRESAS?

Si bien no podemos comparar la capacidad de una pyme (en cuanto a inversión, personal o tecnologías) con una grande en el mercado como Amazon, Walmart o Google, la cultura del Data Driven sí debe irse integrando en las organizaciones, del tamaño que sean. Cada vez tenemos más cerca y asequible la inteligencia de los datos.

Qué se necesita:

  1. Tecnología de gestión de datos para su obtención, métricas y automatización. Actualmente ya se están creando marketplaces de algoritmos y datos que facilitan la obtención de datos y reducen la inversión inicial de la empresa.
  2. Analistas de datos, ya sean internos o externos. Empresas especializadas o consultores a tiempo parcial que ayudan a focalizar la estrategia basada en datos.
  3. Equipos ágiles que sepan sacar provecho a toda la información a nivel global dentro de la organización. El uso de Big Data en marketing está cambiando la forma en que trabajan y se organizan los departamentos. Nuevas formas de trabajar, menos aisladas y más trasversales.
  4. Compenetración entre analistas de datos y equipo de marketing.
  5. Continuidad y cultura de fluidez digital.

¿Por dónde ir empezando? ¿A qué datos tengo acceso fácilmente?

Comencemos con los básicos más básicos:

  • Opiniones de clientes y usuarios
  • Información recopilada en formularios o encuestas
  • Datos obtenidos de redes sociales: por ejemplo hábitos y comportamientos
  • Datos demográficos

Si sabes cómo recopilar y leer los datos, podrás entender mejor a tu público objetivo potencial.

 

En un contexto en el que el consumidor evoluciona exponencialmente, dejemos atrás la intuición para saber lo que nos pide el mercado. Comencemos a emplear el Data Driven marketing para dar al cliente exactamente lo que necesita, antes incluso de que sepa que lo necesita.

La revolución de los datos (para captar clientes) ya está aquí.