LO MÁS IMPORTANTE PARA UN PADRE ES LA FELICIDAD DE SUS HIJOS. EDUCARLES A GESTIONAR SUS EMOCIONES ES EL CAMINO A SEGUIR.

Como padres, nuestros hijos son nuestra fuente de alegría en la vida. Pero también se convierten en nuestra principal preocupación. ¿Qué es lo que más deseamos para ellos? La felicidad. Que sean felices en lo que hagan. Uno de los caminos más importantes es, para ello, la educación.

Dotarles de una educación de calidad, innovadora y basada en valores que compartimos con nuestra familia y que les proporcione un futuro prometedor se convierten en nuestro principal reto.

A veces nos enfocamos en la inteligencia más racional, la que nos dota de conocimientos y habilidades más “teóricas” (las asociadas al Cociente Intelectual). Y nos olvidamos de una parte fundamental en el individuo. Las emociones. La inteligencia emocional.

La inteligencia emocional es casi, si no más, importante que la racional.

Cabe señalar que cada vez se da más importancia a la inteligencia emocional en detrimento de la meramente intelectual o racional. Para triunfar en la vida no basta con poseer muchos conocimientos. Es indispensable la capacidad de establecer relaciones con los demás, tener autoestima, ser capaz de superar las dificultades y no hundirse ante los fracasos.

Sabías que...¿Sabías que…?

Varios estudios y expertos aseguran que el 77% del éxito en la vida depende de la habilidad para percibir, comprender y regular las emociones propias y las ajenas. Es decir, la inteligencia emocional.

 

Como padres, somos los principales encargados de enseñar a nuestros hijos desde pequeños. ¿Cómo les ayudamos a desarrollar su inteligencia emocional? ¿les ayudamos a entender sus emociones y a gestionarlas?

EDUCAR EMOCIONALMENTE A LOS NIÑOS EN CASA Y EN EL COLEGIO ES FUNDAMENTAL

Las emociones, como ya hemos dicho más veces en otros posts, nos acompañan diariamente, forman parte de nosotros y de nuestro día a día. Y tenemos que sentirnos cómodos con ellas.

  • Lo primero: entender que no tenemos control sobre las emociones, son involuntarias e inconscientes.
  • Lo segundo: Debemos legitimar las emociones de los niños desde que nacen. Hacerles entender qué es lo que les sucede y por qué.

Todas las emociones nos sirven para algo. Tanto su parte “positiva” como la “negativa”.

Saber identificarlas… ¿conoces las emociones básicas?

emociones

Se han definido seis tipos, según el psicólogo estadounidense Paul Elkman:

  1. Alegría. Se trata de una emoción inconfundible e imposible de ocultar en los niños. Se refleja mediante la risa, el entusiasmo y las demostraciones de cariño. Su función va dirigida a que queramos reproducir aquellas cosas a la que la asociamos, a aquello que nos hace sentir bien.
  2. Tristeza: Es la pena, el desánimo, la soledad, el pesimismo, el estado depresivo o la angustia. Su función es motivar. Nos ayuda a aprender a vivir con una nueva realidad.
  3. Miedo: El miedo es un mecanismo básico de defensa. Genera ansiedad o inseguridad, pero a su vez consigue darnos la fuerza para estar alertas y tomar precauciones.
  4. Ira: La ira surge como rabia, odio, enfado. Si aparece por ejemplo ante situaciones que consideramos injustas, es la que nos mueve a llevar a cabo acciones de defensa. Es muy importante saber controlarla. Cuando no conseguimos algo necesitamos la rabia para canalizar la frustración.
  5. Sorpresa: Suele generar un estado de alerta ante una posible amenaza. Su función es la de orientarnos frente a una situación nueva y nos ayuda a saber qué pasa y a estar preparados para lo desconocido.
  6. Asco: Malestar o aversión a algo. Su función es la de alejarnos de lo que nos produce aversión o rechazo que en muchos casos puede ser algo peligroso.

A pesar de que las emociones sean involuntarias, se pueden aprender a gestionar.

¿Por dónde empiezo?

  • Habla con ellos. La comunicación es fundamental.
  • Predica con el ejemplo. Porque los padres tampoco hablamos con ellos de nuestras emociones. Si los padres hablan de sus sentimientos con sus hijos lo más probable es que estos, por imitación, hagan lo mismo.
  • Deja que se expresen. Cuando aparezca una emoción, no les cohíbas. Analizad la situación, lo que está sintiendo en ese momento, y cómo se puede redirigir la conducta asociada.
  • Escucha, respeta y no juzgues.
  • Dependiendo de su edad, debemos adaptarnos a su nivel de maduración y de lenguaje.

¿Cómo ayudamos a que las reconozcan nuestros hijos?

En general, nos resulta bastante complicado hablar y hacer comprender las emociones a los más pequeños. No es sencillo mantener una conversación sobre los miedos o la tristeza que experimentan nuestros hijos. Esto es debido a que no lo hemos aprendido nosotros mismos en nuestra propia infancia.

La buena noticia es que la sociedad y nuestro sistema educativo dan cada vez más importancia a la educación en inteligencia emocional desde pequeños. Y es como hemos querido diferenciarnos en los colegios CEU.

¿Quieres que te cuente un cuento?

Podemos empezar a entrar en el mundo de las emociones de una forma más lúdica y visual. En el SAN PABLO CEU Montepríncipe nos proponen una actividad que no puedes dejar pasar.

LA GRANJA DE LAS EMOCIONES Y LOS CUENTOS PARA SENTIR

Para vivir los cuentos como ellos lo hacen y aprender a convertirlos en útiles recursos para la gestión emocional de tus hijos, te invitamos a compartir esta jornada mágica en familia. Será el próximo sábado 5 de octubre.

Contaremos con escritores infantiles, psicólogos y psicopedagogos de la talla de: BEGOÑA IBARROLA, NÉLIDA PÉREZ, RAFAEL GUERRERO, MARGA SANTAMARÍA y CARMEN LLOPIS que animarán sus cuentos y nos conducirán a través de sus apasionantes talleres para aprender a gestionar y controlar en nuestros hijos, emociones como el optimismo, la empatía, los miedos, la rabia o la autoestima.

Ven con tus hijos al colegio CEU San Pablo Montepríncipe el sábado 5 de octubre a pasar una divertida mañana en familia y descubrir cómo aprender a gestionar las emociones de nuestros hijos a través de los cuentos.